lunes, 17 de febrero de 2014

Haciendo: Agua de Luna o Agua Bendita Pagana



En muchas tradiciones paganas (y también en otras religiones), el agua es considerada un elemento sagrado relacionado con la limpieza y pureza. La Iglesia Cristiana no es la única ni la primera en utilizar el término “Agua bendita”, y muchos paganos la incluyen como parte de sus herramientas mágicas ya que puede ser usada de muchas formas, aunque lo más común es para bendiciones, rituales de destierro o limpieza. Personalmente no ocupo el término “agua bendita” por su asociación a la tradición Católica, por lo que prefiero el término “agua ritual” o “agua Lunar” en el caso de usar el método de la Luna. Si ustedes desean incorporar agua consagrada a su práctica aquí hay algunos tips.



Agua de Mar
Se tiene la creencia que el agua de mar es la más pura y sagrada de todos los tipos de agua; ya que es un agua que proviene directamente de la Madre Naturaleza. El mar en general representa una fuente poderosa, es la fuente del origen de la vida (recordemos que la vida inició en el mar) y un lugar propio para la meditación y contemplación.

Para aquellos que tengan la fortuna de vivir cerca a una zona con mar, pueden ocupar una botella o frasco para recolectar el agua para usos rituales. Al igual que como damos gracias y una ofrenda a las plantas cuando las cortamos para uso ritual, también es importante dar gracias y /o una ofrenda al mar cuando recolectamos su agua. Una ofrenda como un cuarzo, una concha de mar o incluso una flor (nada de contaminar el mar con plásticos, comida o algún otro tipo de desecho).

También podemos decir una oración sencilla para bendecir como “Agua sagrada, magia para mí, agradezco a los espíritus del mar” (Sacred water and magic for me, my thanks to the spirits of the sea.”).







TIP 1: Como siempre, traten de usar recipientes de elementos naturales para recolectar y almacenar el agua. Botellas de vidrio o frascos con tapa son una excelente opción.


Agua Lunar o Agua de Luna
En algunas tradiciones, la energía de la Luna se usa para consagrar el agua y hacerla sagrada. Para esto tomamos un recipiente lleno de agua (de preferencia trasparente como una botella, cuenco o tazón de vidrio), y colócalo en un lugar al exterior, donde pueda recibir la luz de Luna durante toda la noche de Luna Llena. A la mañana siguiente guardamos el agua en un frasco cerrado y lo guardamos en un lugar donde no le de directamente los rayos del Sol.

Algunas personas recomiendan poner en el agua una pieza de plata (un anillo, moneda o dije, que este limpio); recordemos que la plata es un metal que está asociado a la Luna, esta pieza la puedes retirarla del agua a la mañana siguiente. 
Para mi usar el uno de los dijes de plata como el pentáculo o la triple Luna es ideal para este propósito. 









TIP 2: En algunas tradiciones, también se usa la luz del Sol en lugar de la Luna y se coloca oro en el agua en lugar de plata para consagrarla; esto es preferible si el agua se pretende usar para fines asociados al Sol como protección, abundancia o rituales solares como el verano.

TIP 3: Si necesitan un poco de energía extra, también pueden dejar agua potable a que le dé la luz de la Luna toda la noche y beberla a la mañana siguiente. Les recomiendo usar un recipiente con tapa, para evitar que el agua se ensucie y permanezca limpia para beber, yo uso esa linda botella con tapa a presión. 




Agua con sal
Al igual que el agua de mar, el agua salada que hacemos en casa es común para usar en los rituales. Sin embargo en lugar de simplemente echar sal a una botella con agua, se recomienda primero consagrar el agua y la sal por parado. Una oración sencilla puede ser suficiente:

"Consagro y limpio esta agua a fin de que pueda ser purificada y adecuada para morar dentro del círculo de piedras sagrado. En el nombre de la Diosa madre y el Dios padre, consagro esta agua"
Scott Cunningham

También se puede consagrar la sal a la luz de la Luna o el Sol durante todo un día o noche; y aunque podemos usar cualquier tipo de sal, la más recomendable es la sal de mar o sal de grano, por ser más “natural” y tener menos procesos de refinado. Igualmente podemos colocar la sal en un cuenco de vidrio, cerámica o barro para que reciba la luz de la Luna o el Sol y guardarla en un frasco posteriormente. 

En cuanto a que cantidad de sal es ideal poner en el agua, varía dependiendo el practicante, puede ser desde una pizca para un pequeño tazón, hasta una cucharada en un litro de agua.

Tengamos en cuenta que el agua salada aunque es típicamente usada para limpiar, no siempre conviene usarla en el caso de algunos cuarzos o piedras, el agua con sal puede tener un efecto corrosivo. Tampoco es conveniente usarla en plantas y algunas herramientas que tengan metal (el athame, o el caldero por ejemplo) pueden llegar a oxidarse si no se limpia el agua salada como es debido.







Otros tipos de agua
Cuando estamos haciendo nuestra propia Agua Ritual, hay que tener en mente el propósito con la que la usaremos y el tipo de agua que nos conviene usar.
El agua de primavera, es conveniente usarla en rituales con fines de purificación, renovación y protección.

El agua de la mañana que se pueda recolectar de algunas plantas y hojas, puede ser incorporada a rituales relacionados con la salud y belleza.

El agua de lluvia, es perfecta para rituales de fertilidad, abundancia y renovación. Aunque para la gente que vivimos en ciudades al agua de lluvia puede venir con un poco de tierra y sucia, así que les recomendaría pasarla por un filtro antes de usarla, para que este lo más limpia posible.



TIP 4: Una vez que tengamos nuestra agua lista para usarse, podemos agregar un pequeño cuarzo citrino; esto ayudará a que el agua se mantenga energéticamente limpia.

Espero estos tips les sean de utilidad. 
Nos leemos ;)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...