martes, 7 de junio de 2016

Inspiración: Meditación en poco espacio



En el hogar tenemos espacios que nos ayudan a llevar a cabo, diversas actividades que son importantes para nosotros. Tenemos un espacio para cocinar, estudiar, dormir, etc. Pero si queremos incluir la meditación en nuestras vidas también es importante tener un espacio en el que podamos relajarnos y simplemente ser.

A diferencia de lo que escribí cuando buscábamos un espacio para tener un altar en la casa, encontrar un espacio para meditar puede ser un poco más engañoso, ya que no solamente se trata de encontrar una superficie, sino de un lugar que este lo suficientemente aislado para que podamos tener paz, tranquilidad, concentración y privacidad.

Desde hace varios meses he tenido en mente el proyecto de crear un espacio sagrado, no únicamente como un altar fijo como lo tengo actualmente sino también un espacio en el que tenga la opción de meditar y pasar más tiempo en él. Ya que no tengo mucho espacio, he decidido buscar en Internet algo de inspiración y consejos para poder aplicarlos a este proyecto que a continuación les comparto.



DETERMINANDO OBJETIVOS
Lo primero a tener en cuenta es determinar cuál va a ser el objetivo de nuestro espacio, ¿se usará únicamente para meditar o tendrá alguna otra actividad como otro tipo de ritual o incluso actividades adicionales como yoga o incluso leer? ¿Será un espacio fijo que este día y noche o solamente un espacio temporal que se pueda quitar o poner? ¿Nos gustaría que este a nivel del piso o nos gustaría ocupar un sillón o algún otro de superficie especial?


A diferencia de lo que hicimos para elegir el espacio de un altar, al pensar en un espacio para meditar debemos tener en cuenta que sea un espacio lo suficientemente cómodo para poder estar sentados, parados, de rodillas o incluso acostados y que podamos incluir todas las actividades que tenemos planeadas. En base a esto podemos determinar el espacio que buscamos. No es necesario que sea una habitación entera, bastará buscar una esquina, una parte de un cuarto, debajo de las escaleras, un pedazo en el patio o al lado de una ventana. Lo importante es que podamos tener acceso a cierta privacidad y tranquilidad.


ELEMENTOS NECESARIOS
En este punto es donde considero importante mover, cambiar, poner o eliminar aquello que necesitamos para lograr nuestro objetivo, esto puede ser desde cambiar una mesa o la iluminación, hasta sacar aquella televisión que nos estorba. Poner una alfombra o un cojín necesario, que formarán la base de lo que estamos buscando y que sobre todo lo haga un lugar cómodo y agradable.







DECORANDO EL ESPACIO
Finalmente, es recomendable añadir elementos nos ayuden a generar el ambiente deseado, con esto me refiero a sonidos como campanas de viento o cuencos tibetanos, hasta estatuas, plantas, cristales, inciensos, velas, etc. que nos sean a fin con nuestra práctica.

Es importante mantenerlo sencillo y únicamente con lo necesario si tenemos un espacio limitado.














Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...